Mujeres juntas hasta difuntas


Hace unas semanas, mientras caminaba de mi trabajo al transporte público en compañía de DM, aturdida por un delicioso quadratto de lavanda, platicando de todo y de nada como el merolico lico que soy, salió a la conversación mi amistad con mis chicas del cable, lo cual hizo que mi palabra favorita viniese a mi mente, sororidad.

—¿Cómo comenzó tu amistad con ellas?
—¿Con G, BB y L?
—Sí.
—No lo sé, bueno, sí. En resumidas cuentas nos fuimos jalando entre nosotras poco a poco hasta volver tradición el salir cada viernes. 

Pero vayámonos por partes, y comencemos a contestar preguntas que pueden volver más fácil la lectura de este post. 

¿Qué es Chicas del cable?
El origen viene de la serie "Las Chicas del cable", una serie relativamente nueva de Netflix, la cual narra la vida de 4 amigas, cada una con diferentes personalidades, teniendo como común denominador "La Centralita", la primera central de comunicaciones en España. 

¿Quiénes son G, BB y L?
Son mis tres amigas y coworkers, más amigas que coworkers

¿Por qué Chicas del cable?
Por mis ideas de niña adolescente y mis ganas de encontrarle a todo un parecido, la serie va de 4 amigas, nosotras somos 4 amigas.

¿Qué es sororidad?
Aunque aún no es una palabra reconocida por la RAE, sororidad nace de la palabra en inglés sorority, que significa hermandad entre mujeres.
Es evidente que nace en busca de la abolición de un sistema patriarcal (tranquilos, no se asusten por esa palabra), con la intención de ayudarnos a conseguir un objetivo en común, porque es más fácil vencer al trabajar en conjunto, formando un círculo de confianza, fidelidad, apoyo y reconocimiento entre mujeres para construir un mundo diferente.
Conforme uno va creciendo, las amistades van desapareciendo (verso sin esfuerzo), por la distancia, por diferencia de opiniones, por relaciones amorosas, por sinsabores o porque simple y sencillamente tenían que llegar a su fin, y te das cuenta que las Spice Girls te mintieron, y no sé ustedes, pero cuando me salen con malas jugadas, automáticamente pongo una barrera.

Hablando específicamente de amistad entre mujeres, en mi caso, estas son las que más han tendido a desaparecer, más que nada por la maldición "novio", sino es porque mi BFF ya está saliendo con alguien y mágicamente se olvida de lo nuestro, es porque mi nueva amistad (femenina) comienza a hacer su luchita con mi actual novio, por éstas y muchas razones más, he optado por no tener amigas, cayendo en el cliché "con los hombres es más fácil".

Probablemente es el que suelo ser muy entregada, soy de las que dice "Go big or go home", y en cuanto a sentimientos, suelo darlo todo de todo, y al momento de las cobranzas, termino sufriendo intensamente. 

—A pesar de que llevo un año aquí, nunca había hecho bonding con nadie. —dijo BB con la perfección que la caracterizaba.
—Justo pensaba eso en la mañana, yo creía que en el trabajo no nacían amistades. —dijo L cuidando no meterse en sentido contrario.
—Las quiero mucho— dijo G con su carita de bebecita.
No sabía exactamente cómo es que todo se había dado, como es que habíamos logrado hacer clic siendo totalmente distintas, probablemente fue gracias a la convivencia diaria de casi 12 horas, no lo sabía, lo que sí sabía era que en ese preciso momento no quería estar con nadie más que mis 3 amigas.

Mucha veces fui víctima del "Mujeres juntas ni difuntas", esto por mi característica forma tan dramática de ser, creía que en mi vida sólo podía existir una cierta cantidad de drama, sin tomar en cuenta que la vida no siempre es así (lo sé, parece que me contradigo, pero es la verdad), la vida no siempre tiene que ser un caos, mucho menos la amistad entre mujeres. 

"Supongo que era nuestro destino: encontrarnos".
-Las chicas del cable.

Casi como proceso de fotosíntesis, aprendo diariamente de ellas, admirando cada una de sus características, siendo consciente de que no somos ni seremos perfectas y eso es perfecto; tal vez sea que conforme creces, maduras, te vuelves más selectivo, aparece un sexto sentido, no lo sé.
Juntas nos hemos ayudado en los sabores y sinsabores que el corazón trae, nos hemos apoyado en momentos significativos de nuestra vida, percibiéndonos como iguales que pueden aliarse, compartir y, sobre todo, cambiar ciertas perspectivas negativas que pueden tener las personas sobre la amistad entre mujeres.

Hace unos días, leí una frase que decía:
"Me siento empoderada porque utilizo mi poder para empoderar a otras personas".
Y creo que de eso va el feminismo, la sororidad, la amistad, la vida en sí, porque sí, creo que el formar parte de una minoría que ha sido constantemente oprimida debe volvernos empáticas, pero sobre todo, creo que el factor ser humano debe movernos.

Nos vemos en el próximo post 

Share this:

, ,