Las 5 primeras veces de vivir con roomies

Poco a poco les he ido contando mi experiencia de "vivir sola", más que nada en lo personal, pero la realidad es que no vivo sola, y eso de vivir con roomies no siempre es cosa fácil, así que hoy les tengo las 5 primeras veces más significativas de vivir con mis roomies.
"Cuando no están de acuerdo en algo"
Somos humanos y no siempre podemos estar de acuerdo, en mi casa somos 3 mujeres y las hormonas no nos ayudan mucho (aceptémoslo). En casa de mi mamá eramos 3 mujeres y si algo no nos parecía hacíamos dramas grandes y durábamos sin hablarnos,estábamos consientes de que en familia todo se tolera; pero con roomies es diferente, debemos aceptar que no tienen porque estar soportando berrinches, que debemos dejar de gritar, sentarnos y platicar lo que tenemos, llegar a acuerdos.

"Cuando te quedas sola en casa"
Nosotras tenemos "la ventaja" de no coincidir tanto en horarios, así que fácilmente puedo hacer la mítica escena de la película "Risky Business" en mis días de descanso, haciendo que disfrute el tiempo sola en casa, por máximo 24 horas, ya que después de eso, comienzo a lamentarlo. Hace unos días mis roomies me dejaron sola por 2 días, fué de lo más horrible, no tenía a quien contarle como me fue en el día, y ese ruido que escuché en la cocina a las 3 a.m. me puso "los pelos de punta".

"Cuando el chico de tu roomie (o el tuyo) se queda a dormir"
¡CHAN CHAN CHAN! Una cosa es que visite a tu roomie y puedas perderte por unas horas, pero cuando se queda a dormir ¿Qué hacer?
Yo hablé con una de mis roomies sobre ese tema, mucho antes de que pasara, las dos quedamos de primeramente avisarnos y así poder dejar la casa sola, o mínimo, hacernos de la vista gorda en la mañana. Aunque a algunas personas no les guste hablar sobre esto, lo mejor es que lo hagas antes de llevarse una sorpresa desagradable.

"Cuando te quedas sin un servicio"
Como les conté al inicio de esta "chocoaventura", la primera semana me quedé sin luz "por culpa de una de mis roomies", pero no fue la única vez, hubo una segunda y esta vez fue mi culpa (sorry), creo que todas necesitábamos un segundo escarmiento para "ponernos las pilas", al menos yo si, ya tengo marcados en mi agenda los días de pago de servicios y renta, algo que debí hacer con tiempo,pero por desidiosa no lo hacía.

"Cuando sabes que puedes contar con ell@s"
Viviendo con roomies es imposible no darte cuenta de las cosas que suceden, desde que una necesita un suéter para usar en la noche, hasta que no tiene dinero para la renta, pasando obviamente por esos problemas amorosos; y aunque en efecto cada una tenga sus amistades y familiares, terminas siendo tú la persona más cercana para desahogar las penas y pedir consejos de si salir o no con ese chico.

Aunque he vivido cosas muy padres con mis roomies, quería contarles las cosas "no tan padres", ya que estas cosas han logrado hacerme crecer como persona, ser más paciente y aunque no siempre, dejar a un lado el drama, vivir con roomies cambia tu vida.

"Gracias chicas por ser mis roomies, aunque me queje por todo, aprecio mucho el tiempo juntas, un beso y nos vemos en la noche"
¿Alguna vez has vivido con roomies? Cuéntame tu experiencia.
Nos vemos en el próximo post

Share this:

, , , ,