Adiós 2015


Hay una canción que dice:
 "Yo no olvido al año viejo, porque me ha dejado cosas muy buenas"
Y en estos últimos días del 2015 la he escuchado en cada esquina, poniéndome sentimental y deseando agradecer por este año increíble.

Comencé el año de valentona, primeramente me animé a hacer una lista de propósitos reales para este 2015, siempre he sido medio escéptica con esta clase de listas (de cualquier lista, de hecho), pero decidí animarme. Primeros 8 días del año y que agarro mis triques y decido mudarme de casa de mi madre,  me mudé con 3 amigas (tengo un serio problema con usar esta palabra, pero llamarlas conocidas puede no leerse tan agradable), o sea que tuve roomies, una experiencia que me trajo muchas experiencias (valga la redundancia), considero que maduré en ciertos aspectos, como aprender a cocinar, ya que comer fuera de casa era un lujo que no podía darme (jajaja).

Cumplí mi primer aniversario siendo una chica soltera, comencé a contarles mis aventuras, así como las que me contaban mis amigos en esta búsqueda de ese "alguien".

Llega abril y me enamoro como adolescente de 15 años, primer novio después de un año, pero el encanto no dura tanto, acepto que nací en 1992 y que no estoy para estar de ñoña. Me descubro feminista y comienzan los comentarios ofensivos, pero junto con ellos me doy cuenta que no soy tan débil como creía.

Entre finales de abril y finales de junio, me comprometo con Voldemort, pero "me echo pa' tras" y me doy cuenta que no estoy yendo para ningún lado, que estaba dejándome llevar por la corriente, hago un alto en todo y vuelvo a casa de mi madre.

Julio, y comienzo el reto "El libro Viajero", con las TJBloggers: "Yo, Lolita", "Vebs, te cuenta" y "Nobody, told me" (el reto sigue en proceso), conocí otro mundo blogger, un tanto más real, y logré hacer una especie de match con Nobody, told me. Participé en De Mi Armario Al Tuyo, y un gran agujero negro en el mundo blogger me decepciona (hago una pausa para decir que excluyo a Luisa Verdee, blogger de Golden Strokes, del mal trato y ofensas que recibí, gracias Luisa por ser tan linda persona conmigo) y decido pensar dos veces que clase de blogger soy, y me doy cuenta que no puedo definir a donde pertenezco, porque este blog se ha vuelto SÚPER VARIABLE.

Sube y baja, baja y sube, me harté de todo, decido buscar otro trabajo y VOILA, gracias a Ventana Variable, me llega oferta de trabajo, del cual quedo encantada y aquí comienza un nuevo mundo para mí, por primera vez, sin temor a ser exagerada puedo gritar "SOY MUY FELIZ".

NOVIEMBRE de mi vida y de mi corazón, cumplo uno de mis propósitos de año, y viajo sola por primera vez , cosa que me hizo SUPER MEGA HIPER FELIZ (así de exagerado) porque visité a mi mejor amiga (Eunice, love you always and forever) y pude conocer un ranchito diferente al mío, descubriendo que eso de viajar es algo que DEBO hacer más seguido.

Y termina mi año, sigo siendo Gabriela Enríquez, ahora con 23 años, viviendo en casa de mi madre; soltera y con una postura escéptica cuando de amor se trata; con el cabello chino (descubrí que me gusta más así); con una increíble obsesión ortográfica, con mucho trabajo; agradeciendo por esas personas que ya no son parte de mi vida; con 3 tatuajes, lentes nuevos, con un hermoso sobrino, sin cámara profesional y con un nuevo plan, "El Plan de los 26".

"2015 sin duda alguna me hiciste madurar"

Cuéntame como te fue en este año. 
Un beso y nos vemos en el 2016

Share this: