No tengo nada qué ponerme y sólo tengo 100 pesitos (review)

Este fin de semana se llevó a cabo el evento "No tengo nada qué ponerme y sólo tengo 100 pesitos", y pues como no tengo nada que ponerme y sólo tenía 100 pesitos, decidí darme una vuelta.

Tijuana, es muy conocido por los famosos "sobre ruedas", pequeños mercaditos al aire libre que se trasladan a diferentes colonias durante la semana, la idea de estos mercaditos es que son económicos, y en muchas ocasiones lo que venden es de segunda (o tercera) mano; pues básicamente "No tengo nada qué ponerme y sólo tengo 100 pesitos", es algo así, pero un tanto más "fancy" y organizado.

Este bazar, consiste en la venta de ropa alternativa y hand made, cuenta con una zona brunch, y "la regla", es que todo lo que se vende ahí, tiene un valor de 100 pesos o menos. Este evento se realiza cada tres meses y su ubicación es itinerante.

Considero que la idea es bastante buena, y que el evento fue muy concurrido, así como los precios, lamentablemente yo no sabía que la ropa que se vendería era "alternativa"...

Hago una pausa, para intentar definir la moda alternativa, y que estemos en sintonía.
Generalmente se define como moda alternativa a un estilo que nada tiene que ver con el código de vestimenta formal, ya que su concepto nos sirve para definir modos de vestir enfocados mayormente en un estilo de vida o con un modo de expresarse, tales como son el estilo gótico, pin up, steampunk, por mencionar algunos.
Volvamos... así que no encontré más que un suéter de líneas tipo Pugsley Addams, con un valor de $30 pesos mexicanos (1.5 dlls), una libretita de Lilian Victoria, $70 pesos mexicanos (4 dlls).En cuanto a comida, compré un té verde de La Japonesa, $12 pesos mexicanos (0.5 dlls) y unas bacon balls de Sweet Bacon, $50 pesos mexicanos (3 dlls), totalmente económico.

Me parece interesante que existan esta clase de eventos que fomentan la segunda vida de las prendas, y que ha dejado de ser un tema tabú, porque por lo menos en Tijuana, TODO tijuanense ha usado ropa de segunda mano.


Mis únicos peros (que espero sean tomados como recomendación), serían el cuidado de las prendas que se venden, vi un jumpsuit que me encantó para mi hermana, en $40 pesos ($2dlls), y estaba roto; y el trato hacía las personas, más de dos vendedoras se comportaron poco amables a la hora de pedirles el precio de unas prendas que no lo tenían (quiero pensar que el calor las hizo actuar así).

En cuanto a las personas organizadoras,  mis felicitaciones por este evento, mucho éxito y esperamos por su siguiente edición.

¿Tuviste la oportunidad de asistir? ¿Qué te pareció?
Nos vemos en el próximo post


Share this:

, , ,