Sweet face ♥



En ocasiones el cuidado de la piel puede ser muy complicado, en la mayoría de los casos por el hecho de que las mascarillas y cremas son "mega" caras; pero siempre existen segundas opciones y eso es algo que amo.
Mi tipo de piel es seca, por lo tanto, me era difícil lograr que mi cara se ve humectada, no importa lo que utilice; pero cuando cumplí 15 años, gracias a mi hermana, conocí un remedio económico, fácil y maravilloso (que les enseñare a hacer):

"Exfoliante de miel con azúcar" 

Antes de prepararla lee todas las instrucciones ♥

Ingredientes:
Frasco de miel de abeja (lleno a la mitad)
1 taza de azúcar
Hojas con pegamento, stickers, etc (opcional)

Procedimiento:
  1. (OPCIONAL) Con agua caliente quitamos las etiquetas de nuestro frasco de miel, te sugiero que seas paciente y lo hagas con mucho cuidado.
  2. Ya que tenemos limpio nuestro frasco, lo destapamos y simplemente comenzamos a  mezclar la miel con el azúcar.
  3. Para finalizar, limpia tu frasco si se ensucio con miel  y decora.

Ya que este listo, simplemente con una cuchara o tus dedos, úntala en círculos en tu cara, cuello y manos; déjala por 10 min y lava tu cara con bastante agua, secate muy bien y utiliza crema para humectar.

Porque sirve?
Los exfoliantes eliminan las células muertas, limpiando mil y un impurezas, dejando una piel suave.

El azúcar es un humectante (crema hidratante) natural, se trata de un derivado de la caña de azúcar y ayuda a la hidratación.

La miel aparte de cumplir con la misma función que el azúcar, es ideal para cualquier tipo de piel (en especial para pieles sensibles) y es un fabuloso bálsamo limpiador.


P.D.
Si se te dificulta mezclar los ingredientes en el mismo frasco de la miel, puedes hacerlo en un plato hondo y al final rellenar tu frasco.




Share this:

,