Un mes y sigo viva


Oficialmente hoy cumplo un mes "viviendo sola" (entre comillas porque tengo roomies), y la verdad está siendo una muy buena experiencia, y a ti que estás pensando en "dejar el nido", te invito a leer esto. Pensé en escribir mi experiencia al cumplir la primer semana, pero una persona me dijo:
-Esta nueva aventura te dará mucho que escribir-
Así que decidí esperarme, cada día que pasaba algo nuevo ocurría y ansiaba contarlo, pero me aguanté para tener algo bueno que decir, y bien, esto ha ocurrido...
La primer semana comenzó muy bien, ninguna de nosotras (las chicas con las que vivo y yo) intentamos matarnos; logramos acomodarnos bien, incluso con el millón de cosas que traje a la nueva casa, MI CASA, (debo confesar que me encanta decirlo).
Junto con dos de mis roomies, hice un menú, donde elegimos que comer y quien cocinaría, o mejor dicho, dimos por hecho que una de nosotras lo haría y así fue. Tuve mi primer día de compras, no sin antes hacer nuestro lista de cosas por comprar, lo cual nos hizo el trabajo más fácil, ajustándonos al tiempo de compras, así como a nuestro presupuesto, haciéndonos descubrir que no es tan difícil como dicen. Primer semana: Check 

Segunda semana una de mis roomies (y mejor amiga) se regresaba a su ciudad natal, triste y dolorosa perdida, pero aprendí que cuando se ama a alguien se debe dejar ahí, aparte ya tengo un pretexto para conocer otro estado. A los días de su partida, nos quedamos sin luz, 3 días para ser exacta, una de mis roomies, la encargada de pagar  "billes" había olvidado hacerlo, situación que me dio muchísima risa, no teníamos mucho en el refrigerador, por lo general llegamos tarde del trabajo así que la luz no fue un impedimento para tener una buena semana. Segunda semana:  Check 

Nota: Entre yo y mi otra roomie (la racional), somos encargadas de pagar facturas, no nos cobraron mucho de reconexión, pero no hay necesidad de que esto se repita.   

La tercera semana fue algo difícil, estuvimos muy cortas de dinero por el hecho de pagar renta, pero tuvimos la gran fortuna de asistir (gratis) al concierto de La Ballena de Jonás, visitar el mercadito en el centro, sobrevivir con arroz, huevo y papas, y disfrutar de las pequeñas cosas. Tercera semana: Check 

Y la última semana llegó con grandes enseñanzas, tales como: 
Aprender a administrarme.
Controlar mi obsesión por los zapatos.
Si yo no compro azúcar, tomaré café amargo.
Im more Coco Chanel than coq au vin

Si bien mi vida no han cambiado tanto, ya que siempre me enseñaron a ser independiente, he vivido experiencias irreemplazables, experiencias que me han hecho seguir adelante y disfrutar cada día, experiencias que me hacen querer llegar a mi casa, valorando el tiempo que puedo pasar en ella, tal vez sin internet, pero si con la comodidad y felicidad de poder decir  "home sweet home".

Nos vemos en el próximo post

P.D.
Esta semana será de decorar mi cuarto (si, apenas) les dejo un adelanto chiquito.

Follow me on Instagram: @Ventanavariable




Share this:

, ,