Adiós a Los Mochis


Ya estoy en la espera de mi vuelo, pero no quería irme de Los Mochis sin rendir un post más a esta pequeña ciudad (La Tijuanita, como la llamo).
Me voy agradecida con mi amiga y su familia por recibirme en su casa, y por hacerme sentir parte de ellos; me voy con un millón de experiencias nuevas, y con la certeza de que ya puedo andar por Los Mochis yo solita; me voy con pantalones talla 5, que compré en Cuidado con el perro; con un amor enorme e incondicional al café casero de Doña Quito (la abuelita de mi amiga); con palabras nuevas (unas hiper groseras, otra muy graciosas); pero sobre todo, me voy con un cariño enorme a esta ciudad, simple y sencillamente por ser la primera de muchas que están en la lista, "Por conocer".
Darianita, gracias por ser mi fotografa designada.
Nos vemos en el próximo post 

You May Also Like

0 comentarios