Paro internacional de mujeres, ¿alguien puede explicarme?


Desde que escuché acerca de este movimiento no he podido sacar este tema de mi cabeza, y aunque estamos a nada de que este paro suceda, no quería dejar pasarlo sin tocar el tema.

Como muchos saben, durante un largo tiempo trabajé como freelance de manera remota, por lo tanto
existía una cierta posibilidad de que pudiera asistir (OJO: dije pudiera, no quisiera), podría dejar todo programado y salir a hacer paro, sin embargo no lograba convencerme en su totalidad, por lo tanto quité esa idea de mi mente.

—C, ¿qué sabes del paro de mujeres?¿Vas a ir?
—No mucho. Probablemente vaya a sacar nota para el trabajo, pero no a hacer paro.

El día lunes comencé a trabajar en un lugar nuevo, era algo que definitivamente no esperaba, pero que como dicen "me ha caído del cielo" y aunque ha vuelto mi vida ocupada al 120%, también la ha vuelto más feliz, entonces, dejando del lado el sentimentalismo, si el día 8 de marzo, decido faltar para formar parte del paro, díganme, ¿qué creen que eso diría de mí? Y aquí no hablo de una situación de géneros, sino de ética profesional.

Vámonos a los extremos, ¿qué pasa con las mujeres que tienen hijos que dependen de ellos? Si deciden faltar pueden perder bastante, algunas personas podrán decir que desprenderse de 80 pesos mexicanos por esta causa vale totalmente la pena, pero ¿qué tal 200 pesos mexicanos? No sé ustedes, pero yo me la pensaría dos veces. 

Honestamente me causa un corto circuito este tema, porque claro que somos revoltosas, pero me gusta pensar que somos revoltosas que luchan con congruencia.

Con esto no quiero decir que soy una persona insensible que no se da cuenta de la situación que vive el mundo entero, porque sí, si lo hago, y sí, si me duelen las mujeres desaparecidas, las que son violentadas, las que no pueden decidir sobre su cuerpo, la desigualdad salarial (situación principal por la que se hace este paro).

Justo el mes pasado se llevó a cabo el "Geek Girls Meet Up" en Guadalajara, desafortunadamente no pude asistir, pero le dije a C muy segura de mí:

—Aún no decido si iré de oyente o expositora, pero sé que ahí estaré el próximo año.

Me pareció inspirador el ver a Tani de Bravo Vintage y a Sara Miau, las cuales tuve la oportunidad de entrevistar durante mi viaje a Guadalajara, dando conferencias y talleres, formando parte de este grupo de mujeres empoderadas que han luchado para llegar a donde ahora se encuentran.

Para casi terminar, porque les juro que este nuevo trabajo me agota demasiado y mis ojitos no puedes más, prefiero rendir honor a esta lucha feminista trabajando, sintiéndome feliz por esta nueva oportunidad de trabajo, mostrándoles a mis pequeñas primas que existen distintas formas de vivir, de ser, dejando de lado la cuestión de géneros, y trayendo a la mesa los temas que vienen al volverse adulto, entre los cuales se encuentra el luchar por nuestras creencias y el ser responsable de nuestros actos.

Pero al final debemos recordar que el feminismo lucha por el libre albedrío, por lo tanto, si quieres ir o no quieres ir, es tu decisión, aquí no trato de decir "no vayas", pero indudablemente cuestiono si es una buena solución.

Siempre me ha gustado conocer su opinión sobre los temas que toco, pero este en especial es uno que ha rondado mi cabeza desde que me enteré hace unas semanas, por lo tanto, te pido compartas tu opinión conmigo, cuéntame si irás o sino, y cuéntame el porqué.

Nos vemos en el próximo post.


Share this:

, ,