Amor en tiempos de social media


Resulta una tremenda ironía que trabajando en el departamento de social media y teniendo un blog, las redes sociales y yo no somos del todo amigas, no es como que las odie, porque me dan de comer y me acercan a las personas que amo y tengo lejos, pero en cuanto a la convivencia con personas que tengo al alcance, simplemente no puedo, me causa conflicto el mantener conversaciones por cualquier red social en lugar de salir a tomar una taza de café, no puedo, me quema, me mata.
**Comienza a hiper ventilar** 

Específicamente odio las reglas inventadas por sabrá Dios quién, que te hacen saber si esa persona está interesada en ti o no. 

Todo el tiempo mira mis instastories. 
Le dio "me encanta" a mi foto de perfil. 
Me dejó en visto. 
Me bloqueó. 

Todo comenzó por culpa de MSN messenger, ¿alguien recuerda esa plataforma? 
Era muy similar a lo que hoy llamamos Whatsapp, sólo que un tanto más rudimentaria y al igual que ésta, más que facilitarnos la vida, vino a cambiar las relaciones sociales.

Aún me recuerdo desconectando el cable del teléfono para conectarlo al dinosaurio que llamaba computador, sólo para poder hablar sin parar con V1 y que por supuesto, me ignorara dejándome "en visto" como el cabrón que era, pero en ese momento no los llamábamos de esa forma, porque antes la red de internet era pésima, yo era más boba, y por lo tanto cualquier cosa era justificada, haciendo que todo fuera paz y tranquilidad en Tijuanilla

Luego llegó Myspace, el top de amigos y esas ganas de expresar de manera virtual todo lo que no podíamos en la "vida real" por miedo a ser juzgados, y lo entendía, sonaré como toda señora, pero eran otros tiempos, yo tenía 16 años. 

Después, todo avanzó a pasos agigantados, y henos aquí, con la facilidad de poder enviar un mensaje desde cualquier parte del mundo y citarse en algún lugar, pero no, preferimos saber santo y seña de la persona antes de decidir invitarla a salir.

¿Por qué? Yo apuesto por pereza y miedo al rechazo. Es más fácil decirte que te amo con emoticones y dejar a la suerte tu respuesta a decirte que te amo de frente, en tu carita.

Y esto hablando por encimita, porque sólo estoy mencionando el previo a salir con alguien, ya que las redes sociales han sacado lo peor de las personas, como celos e inseguridades, ¿o siempre han estado ahí y sólo necesitábamos un prextexto?

Con el corazón y la pena en la mano, toca aceptar que somos las Elizabeth Bennet del siglo XXl y que seguimos con malentendido y muchos "yo pensé", y como está tan de moda el andar haciendo adaptaciones de la tan famosísima obra "Orgullo y Prejuicio", muy probablemente haga una retratando lo caótico que  hacemos cosas tan simples y sencillas como el cortejo humano. 

Pero bueno, esto es lo que hay, esta es la época que me ha tocado vivir, y no intento crear un levantamiento revolucionario contra estas nuevas normas, ni siquiera intento hacer reflexionar a las personas sobre lo difícil que nos estamos haciendo la vida, porque muy probablemente me estaría metiendo en temas que van más por el rumbo psicológico, y esa chamba se la dejo a mi hermana, lo que si amaría, es que si alguien tiene el manual de supervivencia romántica en redes sociales, por favor me lo haga llegar.

Nos vemos en el próximo post. 





Share this:

, , , ,